Osteocondrosis de la columna torácica.

dolor de espalda con osteocondrosis torácica

El término osteocondrosis de la columna torácica significa la identificación de cambios distróficos y degenerativos en las vértebras.

Como resultado de procesos patológicos, no solo sufre el tejido óseo de las vértebras, sino que también se altera el funcionamiento de los ligamentos, músculos y articulaciones adyacentes.

La osteocondrosis torácica rara vez se produce de forma aislada, a menudo se detectan cambios en la columna cervical en el paciente y la localización del dolor y la incomodidad contribuye al hecho de que la enfermedad puede confundirse durante mucho tiempo con una violación en el trabajo del corazón. pulmones y estómago.

La osteocondrosis de la columna torácica no se diagnostica a menudo. Esto se debe a las características estructurales de la región torácica: los discos que contiene son más pequeños y mucho más delgados, y la movilidad de la región torácica es mucho menor que en el resto de la columna. Parte de la carga se distribuye a las costillas y el esternón.

Causas

La razón principal para el desarrollo de la osteocondrosis en cualquier área de la columna vertebral es una violación de los procesos metabólicos, bajo su influencia, la estructura del tejido óseo de la vértebra cambia, las superficies cartilaginosas se destruyen y el trabajo del músculo. -Cambios del aparato ligamentoso. Todos estos procesos son inevitables, y al final de la vida cualquier persona sufre en un grado u otro por su manifestación.

hipodinámica como causa del desarrollo de osteocondrosis torácica

Entre las causas más probables de osteocondrosis en la región torácica se encuentran:

  • Hipodinámica: la ausencia de los movimientos necesarios para la columna vertebral conduce a una disminución en el suministro de sangre a esta área y, como consecuencia, al rápido desarrollo de cambios patológicos.
  • Espasmo muscular. El espasmo muscular prolongado ocurre cuando el torso del cuerpo está en una posición forzada constante, con escoliosis.
  • Ejercicio excesivo e inadecuado.
  • Malformaciones congénitas de la columna.
  • Gran masa corporal.
  • Lesiones

Los factores que provocan el desarrollo de la osteocondrosis también incluyen una predisposición genética, hipotermia, deterioro del funcionamiento del sistema inmunológico y enfermedades inflamatorias.

Síntomas

La mayoría de los pacientes se quejan de los siguientes síntomas de la enfermedad:

  • Dolor en el pecho.
  • Rigidez severa al hacer giros, curvas.
  • Violación del funcionamiento de los órganos internos.

El dolor en la osteocondrosis es diferente en naturaleza e intensidad. A menudo son paroxísticos, se agravan al toser, estornudar y se administran al omóplato.

El mismo dolor puede acompañar a los problemas cardiovasculares y la neuralgia intercostal, por lo tanto, estas enfermedades a menudo se confunden entre sí sin un diagnóstico adecuado.

La incomodidad y el dolor aparecen periódicamente en el área del estómago, con tales manifestaciones, una persona puede ser tratada durante mucho tiempo y en vano por problemas digestivos imaginarios.

Los signos clínicos de la enfermedad también dependen de dónde ocurren los cambios distróficos más pronunciados.

  1. Con daño en las vértebras torácicas superiores, el paciente puede quejarse de una sensación de un objeto extraño en la garganta, malestar en el esófago y la faringe. Con cambios pronunciados, se observa dificultad para tragar.
  2. La derrota de las vértebras ubicadas en el medio de la región torácica causa síntomas similares a colecistitis, pancreatitis, gastritis.
  3. Los cambios degenerativos en las vértebras del segmento inferior provocan sensaciones dolorosas en los intestinos.

El dolor en los órganos digestivos no está asociado con la ingesta de alimentos y la temporada, este es un sello distintivo de las verdaderas enfermedades gastrointestinales por osteocondrosis. Por supuesto, basándose únicamente en los síntomas y las suposiciones, el diagnóstico no se realiza, solo se puede confirmar mediante un diagnóstico apropiado.

Curso de la enfermedad

La osteocondrosis torácica se desarrolla con bastante lentitud. La etapa preclínica de la enfermedad se manifiesta por molestias intermitentes en la sección correspondiente de la columna vertebral, durante este período la elasticidad y densidad del cartílago disminuye.

  • Los cambios patológicos continuos conducen al desarrollo de una etapa aguda, en la que se manifiestan todos los síntomas de la enfermedad. En algunos pacientes, los síntomas pueden ser insignificantes, pero esto no significa que no se produzcan cambios degenerativos graves.
  • Después de la eliminación del período agudo con la ayuda de medicamentos, fisioterapia, la enfermedad se convierte en una etapa crónica. Las exacerbaciones durante este período dependen de la influencia de los factores provocadores y de las medidas tomadas por el paciente para prevenir el desarrollo de un ataque. Fuera de la fase de exacerbación, los pacientes notan un aumento de la fatiga, debilidad y molestias periódicas en el área del pecho.

Complicaciones

Los cambios degenerativos continuos en las vértebras, la tensión muscular y el debilitamiento del aparato ligamentoso conducen a:

  1. Discos herniados.
  2. Radikulitov.
  3. Spondyleses.
  4. Escoliosis.

Con un curso prolongado del período agudo y con frecuentes exacerbaciones de la enfermedad, la capacidad para trabajar a menudo se pierde y la persona queda discapacitada.

Diagnósticos

El establecimiento de un diagnóstico preciso comienza con el examen y el examen del paciente. En el examen, se examina el rango de movimiento en el tórax y se determinan los indicadores de los reflejos tendinosos. La naturaleza del dolor sugiere otra enfermedad, por lo tanto, es necesario realizar un ECG, una ecografía de los órganos internos. El diagnóstico se realiza después de realizar:

  • Radiografía.
  • Resonancia magnética o tomografía computarizada.
  • Los análisis de sangre muestran signos de inflamación.

El tratamiento adicional depende de los cambios identificados en la columna vertebral.

Tratamiento

El régimen de tratamiento para la osteocondrosis difiere algo en la etapa aguda y durante el curso crónico de la enfermedad. El tratamiento debe ser integral, con medicamentos y un efecto reflejo en la columna.

  • El tratamiento farmacológico consiste en el uso de medicamentos antiinflamatorios, analgésicos, condroprotectores, vitaminas.
  • La fisioterapia ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a aliviar parcialmente el dolor.
  • Una etapa importante es la realización de cursos de masaje y el uso constante de ejercicios terapéuticos.

Indicaciones de tratamiento quirúrgico.

En algunos casos, con una terapia altamente efectiva, no hay un efecto notable, por lo tanto, se le puede ofrecer al paciente una intervención quirúrgica. Las indicaciones absolutas para la operación son:

  1. Estenosis espinal.
  2. Inestabilidad de la columna vertebral, provocando un desplazamiento significativo de las vértebras.
  3. Hernia espinal.

Se han desarrollado varios tipos de operaciones para la osteocondrosis. La decisión de realizarlos se toma en función del cuadro clínico de complicaciones. La discectomía se puede utilizar para crear una articulación fija de las vértebras; existen técnicas en las que se instala una prótesis especial en lugar de un disco. Una hernia puede tratarse no solo mediante cirugía, sino también mediante exposición al láser.

Prevención

El diagnóstico de osteocondrosis es un motivo importante para cambiar la vida habitual. La falta de malos hábitos, una alimentación adecuada, la actividad física constante y el control del peso corporal reducen significativamente los procesos degenerativos. Las remisiones a largo plazo de la enfermedad también dependen de la medicación profiláctica y de la implementación constante de una serie de ejercicios desarrollados por un médico.