Osteocondrosis cervical de segundo grado

síntomas del segundo grado de osteocondrosis cervical

La osteocondrosis es un proceso patológico que conduce a trastornos distróficos y estructurales, primero en los discos intervertebrales y luego en las vértebras mismas, los nervios espinales, los músculos cercanos, los ligamentos, los vasos sanguíneos y los órganos internos.

Puede afectar todas las partes de la columna: cervical, torácica, lumbar y sacra. La osteocondrosis cervical es un fenómeno muy común y ocupa el segundo lugar en frecuencia después de la osteocondrosis lumbar.

La osteocondrosis en la columna cervical ocurre en etapas. Como cualquier otra patología, progresa sin un tratamiento oportuno adecuado. Los cambios funcionales y estructurales en el tejido óseo y cartilaginoso son cada vez más pronunciados, lo que conduce a formas complicadas de la enfermedad con pérdida de sensibilidad y limitación de movimiento.

Etapas y calificaciones

Hay 4 etapas (grados) de osteocondrosis cervical. En este caso, los conceptos de "grado" y "etapa" se confunden muy a menudo. Aunque significan aproximadamente lo mismo, no son exactamente lo mismo. El estadio refleja anomalías estructurales en la columna cervical, en órganos y tejidos cercanos. Y el grado significa los síntomas de la osteocondrosis y las quejas del paciente. Con la osteocondrosis de la columna cervical de primer grado, los signos clínicos son mínimos o pueden estar completamente ausentes. El paciente se queja de dolor leve de cuello (cervicalgia), agravado al girar la cabeza. En el examen, se nota la tensión local de los músculos cervicales.

La osteocondrosis cervical de grado 2 se acompaña de radiculitis discogénica. Como resultado de más cambios degenerativos-distróficos en el núcleo y la cápsula fibrosa del disco intervertebral, la altura del espacio entre las vértebras cervicales disminuye. Como resultado, las raíces de los nervios espinales cervicales se ven afectadas. A los pacientes les preocupa el dolor puntual, agravado al girar e inclinar la cabeza. El síndrome de dolor puede extenderse más allá de la región cervical y estar acompañado de debilidad general, disminución del rendimiento.

Como resultado de otros procesos patológicos que conducen al desplazamiento y destrucción de los discos intervertebrales, se forman hernias de disco en la columna cervical. Aumentan el dolor y la sensación de debilidad general, a los que se unen trastornos sensoriales y del movimiento en la zona del segmento afectado. Desarrolla osteocondrosis de la columna cervical de tercer grado.

Además, en caso de osteocondrosis cervical de grado 4, el disco intervertebral destruido se reemplaza por tejido conectivo fibroso. Debido a la participación de la arteria vertebral en el proceso patológico, los trastornos cerebrales se unen al síndrome de dolor con trastornos sensoriales y motores: mareos, alteración de la coordinación, sensación de zumbido en los oídos.

Etiología

Antes de hablar de las causas, o factores etiológicos de la osteocondrosis cervical, es necesario aclarar algunas de las características anatómicas y fisiológicas de esta columna.

Estas características son las siguientes:

  • El cuello es una estructura móvil, mientras que limita con una columna torácica relativamente estática.
  • Hay 7 vértebras cervicales y segmentos 8. El segmento "extra" aparece debido a la articulación atlantooccipital.
  • Las vértebras cervicales tienen una estructura anatómicamente diferente, lo que es especialmente evidente en el ejemplo de las dos primeras vértebras cervicales, atlas y eje.
  • Las comunicaciones vitales pasan a través del cuello: la tráquea, el esófago, los vasos grandes, incluida la arteria vertebral que suministra sangre al cerebro.

Los factores etiológicos que conducen a cambios patológicos en la columna cervical con la posterior transición a osteocondrosis cervical de segundo grado son los siguientes:

  • Estilo de vida sedentario;
  • Mala nutrición con deficiencia de microelementos y vitaminas;
  • Constante violación de la postura en escolares, estudiantes, oficinistas;
  • Hipotermia frecuente, microclima desfavorable en el hogar y en el trabajo;
  • Trastornos endocrinos;
  • Inmunidad débil;
  • Herencia.

Síntomas

Los síntomas de la osteocondrosis cervical de grado 2, además del dolor, incluyen tensión en los músculos cervicales y espinales. El dolor de cuello (cervicalgia) con un grado determinado de osteocondrosis puede ser tanto puntual como difuso, extenderse más allá del cuello a otras áreas anatómicas: la espalda y la cintura escapular. Debido al acortamiento de los espacios intervertebrales, los músculos y ligamentos se comban. La acción del marco muscular se debilita y se forma una subluxación de la columna cervical, como resultado de lo cual el disco se desplaza en una dirección u otra. El dolor puede ser agudo y severo, como un lumbago (cervicago) después de girar la cabeza o extender el cuello.

Además del dolor, como ya se mencionó, hay tensión en los músculos cervicales y dorsales. Debido al hecho de que las vértebras cervicales se desplazan no desde atrás, sino hacia un lado, dicha tensión suele ser asimétrica y conduce a una mala postura. A su vez, la postura alterada conduce a un mayor deterioro de los procesos metabólicos en la columna cervical. Todas las condiciones se crean para la transición de la osteocondrosis a la etapa 3.

En la etapa 2 de la osteocondrosis cervical, la arteria vertebral aún no está afectada. Sin embargo, ya en esta etapa, además del dolor y la tensión muscular, los pacientes se quejan de una sensación de debilidad, fatiga rápida y debilidad. Es posible que se produzcan alteraciones del sueño debido al dolor.

Tratamientos

El tratamiento de la osteocondrosis de la columna cervical de grado 2 incluye:

  • Terapia con medicamentos
  • Procedimientos de fisioterapia,
  • Gimnasia de recuperación
  • Masaje,
  • Terapia manual.

El tratamiento farmacológicotiene como objetivo eliminar la cervicalgia, la inflamación en las raíces de los segmentos cervicales y normalizar los procesos metabólicos en los discos intervertebrales cervicales. El alivio del dolor se logra mediante la ingestión de analgésicos. Pero esta es la forma menos eficaz de aliviar el dolor. En este sentido, las inyecciones intramusculares son más efectivas. En caso de dolor de cuello severo, puede usar un collar especial de Shants.

El alivio del dolorse puede lograr eliminando el proceso inflamatorio en las raíces cervicales. En este sentido, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) se usan en varias formas de dosificación: tabletas, ungüentos, inyecciones y compresas. En este sentido, las inyecciones, los ungüentos son muy efectivos. Las hormonas esteroides dan un buen efecto antiinflamatorio.

Se recomiendan condroprotectores orales para restaurar el cartílago afectado. Para el mismo propósito, se muestra la ingesta de complejos vitamínicos minerales que contienen vitaminas de los grupos B, C, E junto con zinc, hierro y calcio. Aunque no ocurrieron trastornos cerebrales en la etapa 2 de la osteocondrosis cervical, el uso de neuroprotectores no sería superfluo.

Los procedimientos de fisioterapiapara la osteocondrosis cervical de cualquier grado están diseñados para reducir el dolor y la inflamación y mejorar el flujo sanguíneo local. Para este propósito, se utilizan fonoforesis, terapia con láser y resonancia magnética, tratamiento con ultrasonido. Los procedimientos de fisioterapia están contraindicados durante el período de exacerbación de la osteocondrosis.

El masajepara la osteocondrosis también se realiza en el período interictal. Los procedimientos de masaje se llevan a cabo con el paciente sentado o acostado de lado. En este caso, el masajista, con movimientos suaves en la dirección desde la parte posterior de la cabeza hasta el cuello, amasa, acaricia y frota los músculos tensos. Posteriormente, se masajean los músculos de la espalda, cuello, pecho. En este caso, el automasaje es posible con el aplicador Kuznetsov. Es un rodillo de agujas con púas de plástico. Basta con poner este rodillo hasta el cuello durante media hora o una hora todos los días, y el resultado no tardará en llegar.

Fisioterapiaestá diseñada para consolidar el efecto de los métodos anteriores para tratar la osteocondrosis del cuello. Al mismo tiempo, se crean cargas óptimas en varios grupos de músculos, lo que conduce al fortalecimiento muscular y al estiramiento de la columna. La terapia manual para la osteocondrosis del cuello debe realizarse con mucho cuidado. Debido al alto riesgo de lesiones en la columna cervical, se asocia con un gran riesgo no solo para la salud, sino también para la vida del paciente.

Medidas preventivas

La prevención de la osteocondrosis cervical está diseñada para eliminar las causas de esta enfermedad y prevenir la transición de la etapa 2 a la 3.

En este sentido, se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Estilo de vida activo;
  • Buena nutrición;
  • Condiciones normales en el hogar y en el trabajo, excluyendo corrientes de aire e hipotermia;
  • Postura correcta durante el trabajo y el estudio sedentario;
  • Endurecimiento, deportes;
  • Tratamiento de enfermedades crónicas concomitantes;
  • A los primeros signos de osteocondrosis: una visita oportuna al médico.